socializa a tu perro

Los 2 secretos más preciados de la educación canina

Son dos secretos de los que pocos hablan, pero, sin duda, son de los más efectivos para que, la mayoría de los problemas que vemos en los perros, jamás aparezcan.

Cuando decimos la mayoría queremos decir LA MAYORÍA y cuando decimos jamás, queremos decir JAMÁS!

Así de claro y así de heavy!!

 

Socialización

La socialización es clave en la educación de tu perro. Es esencial para su futura convivencia con miembros de su misma especie, con humanos, con otros animales, con todos en general. Una buena socialización hará que tu perro se sepa comportar educadamente con otros individuos de cualquier especie. Podrá relacionarse positivamente y sin crear conflictos, o lo que es lo mismo, con una correcta socialización, conseguirás que tu perra sea sociable.

Seguro que alguna vez has imaginado las siguientes situaciones acompañado de tu perro:

  • Ir a ver a unos amigos o familiares con tu perro, amigos con hijos pequeños o ancianos con garrotas, cachabas o muletas…
  • Recibir visitas en casa de amigos o familiares que vengan con sus propios perros…
  • Tomarte una cervecita en una terraza en verano…
  • Ir de vacaciones con tu perro y encontrarte con gatos por las calles…
  • Caminar por el campo y cruzarte con vacas o gente montando a caballo…
  • Salir a un parque canino y exponente a perros de cualquier raza, edad y tamaño…

 

Seguro que, en todas esas ocasiones, has imaginado que tu perro se comportaba muy bien. No saltaba a los niños, no se intimidaba con los ancianos con garrota, no gruñía a los perros que entran en tu casa, ni se tiraba ladrando a por los que pasaban cerca de ti mientras estabas en esa terraza, ni te dislocaba el hombro cuando veía un gato, que no ladraba a las vacas o caballos persiguiéndolos hasta arriesgarse a recibir una coz o que no montaba ni se mostraba agresivo ni miedoso con otros perros.

Seguro que te has imaginado a tu perro feliz, relajado y respetuoso a la vez que juguetón frente a todas esas circunstancias. En efecto, esos son los resultados de una BUENA SOCIALIZACIÓN.

Si no te lo has imaginado así, o si ves que tu perro pasa por alguno de los escenarios anteriores, no te preocupes, porque todo puede mejorar. ¿Quieres comenzar ya? Ya sabíamos que no podíamos dudar de ti... 🙂

¿Cómo comenzar a socializar a tu perro? - piopialo

Powered by Vcgs-Toolbox

¡Suéltalo! Sí, en serio.... suéltalo y que juegue y disfrute con el resto. Eso sí, en un entorno controlado y en el que sepas que se va a relacionar con perros sanos y equilibrados.

Recuerda sentarte y observar. Intenta no intervenir o, como mucho, intervenir lo justo.

Si observas, vas a aprender un montón.

Es importante que te le ayudes, desde cachorro, a establecer asociaciones muy positivas con todo aquello a lo que se pueda exponer algún día de adulto. Que tu cachorro, juegue con cachorros, con adultos, con mestizos, con perros de diferentes razas, grandes, pequeños, gatos, tortugas. Incluso busca una situación en la que tu perro pueda ver por primera vez un caballo o una vaca y con una distancia de seguridad o a través de una valla, haz que ese primer contacto con ese animal tan grande y extraño esté acompañado de chuches apetecibles o sus juegos favoritos.

De esta manera harás que tu perro relacione ese momento con cosas lúdicas y positivas para él y evitarás que a posteriori tenga fijaciones que pueden acabar en desesperación por tu parte. Esto mismo, recomendamos aplicarlo primeras exposiciones con niños, con mayores... CON TODOS!!!

Es CLAVE tener un perro bien socializado.

Seguro que te habrás cruzado con algún dueño y un perro atado a su correa, ladrando a todo el que se acerca, bien sea una persona u otro perro.

Son muchos los dueños los que no pueden acudir a un parque canino porque su perro no SABE estar con más perros, no sabe jugar, no sabe comunicarse, NO ESTÁ SOCIALIZADO.

Si tu perro está bien socializado, serás la envidia de todo tu entorno y querrán todos dar mimos a tu perro.

Vive la mejor experiencia, disfruta de tu perro mientras juega con otros perros, se relaja sentado a tu lado o saluda tranquilo a tus amigos.

 

adiestramiento online   Por cierto, ¿todavía no conoces Mascotas Urbanas? Deberías echarle un vistazo ya. Es nuestra Academia Canina Online y la estamos liando parda dentro  😉

 

Habituación

Tan importante como la socialización es la habituación, es decir, exponer a tu perro a todo tipo de situaciones, ruidos, ambientes y contextos… de una manera gradual y progresiva para que se acostumbre a todos ellos y no le causen estrés o ansiedad en el futuro.

Una correcta habituación (y a cuantas más cosas, mejor) es IMPORTANTÍSIMA. Tu perro tiene que aprender a vivir una vida en una sociedad humana y entre situaciones que no se darían en su hábitat natural. Esto requiere aprendizaje, y sólo aprenderá si tú, como dueño, le das la oportunidad de vivir estas situaciones bajo unas pautas.

Podemos enumerar cientos de cosas a las que debes “habituar” a tu perro: subir y bajar escaleras, ascensores, pisar las rejillas de ventilación, pisar arena,  piedras,  césped, que se ponga encima de una cinta de correr, que se meta en un río, que nade por un lago,  por el mar, subirse a un coche, viajar, dejarse tocar o subir en brazos, aprender a estar solo en casa relajado y dormido o estar en medio de la calle con muchísima gente pasando alrededor, bicis, patines, corredores, timbres o aspersores.... seguimos?

Recuerda!!! La habituación no acaba aquí. ¿Te has parado a pensar lo que agradecerás que tu perro esté habituado a los “ruidos”? Las temidas tormentas, los petardos, el ruido del autobús cuando para a su lado, el aspirador! Cuántos casos hemos oído de perros que han salido disparados y se han escapado ante el temor de estos ruidos... Puedes evítalo!!! Con tu implicación, un poco de tiempo, premios e imaginación puedes conseguir un perro con las reacciones perfectas a estos estímulos...

Y la tranquilidad que nos da que nuestro perro se acostumbre a estar sin nosotros un fin de semana... Déjaselo a un amigo o familiar, así te tomas un descanso de dos días sin lametones y sin pelos en el pantalón.... jejeje. Le puedes llevar a una Residencia Canina, que verás cómo te recibirá cuando le recojas. Esos saltos de alegría que pegará al volver a verte. Desde luego que sí! Que no le estás abandonando... le estás HABITUANDO. Piénsalo de esa manera.

Como ves, la socialización y la habituación son dos PIEZAS CLAVE en la educación de tu perro, se deben trabajar en una fase de la vida del cachorro muy concreta y son el secreto para que tu perro sea el perro que siempre has soñado tener, feliz, sano y equilibrado.

 

¡Si te ha gustado, valora este post!


[Total:3    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares
Share This