tipos de propietarios de perros

¿Sabes qué tipo de dueño eres?

Pueden existir muchos tipos de dueño de perro, pero hemos querido comentar algunas características de los cinco tipos de dueños más frecuentes. Los vamos a llevar a la caricatura, un poco hacia el extremo para que se entiendan bien.

 

El dueño Permisivo

El dueño permisivo es el que piensa “pobrecito, si no le gusta esto, que coma otra cosa”, “ya… le llamo y no viene… pero… ya vendrá…”

Para una sana convivencia, el perro necesita tener unas reglas, conocerlas y respetarlas. Tiene que aprender que no todo lo puede hacer en cualquier momento. Si no lo entiende, querrá siempre hacer prevalecer sus caprichos y eso, siempre, a la larga, va a generar problemas de convivencia. En algunas ocasiones sus caprichos puede que nos hagan gracia, pero, en otras ocasiones, esa misma acción no tendrá nada de gracioso. Lo peor de todo es que él no sabrá distinguirlo. Un perro no sabe distinguir si al saltarte encima y colocarte sus patas para saludarte lo hace sobre tu ropa de estar por casa, o sobre el vestido de raso que te acabas de poner porque vas de boda.

Cuando el perro comprende que hay cosas que existen ciertos límites, pocos, pero claros, es un perro mucho más respetuoso. Pero, además, es un perro mucho más libre, más tranquilo y emocionalmente más estable. No necesita ir probando de todo a ver dónde se encuentra el final de lo permitido.

 

El dueño pasota

Va un poco más allá que el dueño permisivo. Para este tipo de dueño, los perros tienen derecho a todo, están en todas partes, hacen lo que quieren, donde quieren y, además, no se inmuta. Simplemente, pasa.

Si un humano es un “pasota” con su perro, su perro no lo verá atractivo. Preferirá entretenerse con cualquier otra cosa, antes que con su dueño. No será estimulante para él. Eso sí… el perro siempre buscará con lo que entretenerse. Si no es con su dueño, será con sus muebles, con el jardín, otros perros… Es decir, con un dueño pasota, con el tiempo, el perro comenzará a pasar del dueño.

 

El dueño hiperprotector

Un perro necesita vivir, relacionarse, sentir, tener un cierto grado de libertad, dentro de un contexto. No puede vivir siempre dentro de una burbuja. No es sano para él.

Un perro hiperprotegido, por muy bueno que sea, es fácil que acabe bloqueándose ante cualquier mínimo problema que se encuentre. - piopialo

Powered by Vcgs-Toolbox

Si el perro ya es de por sí inseguro, el ambiente hiperprotector le hará vivir todo con bloqueo o huida, por mínimo que sea el detonante.

Si, por el contrario, es un perro de temperamento fuerte, la hiperprotección le hará verse como el rey o el dictador que todo lo puede. A la larga esto puede exponer al perro a un riesgo innecesario, puesto, como piensa que todo lo puede, podrá exponerse a situaciones en las que su seguridad esté en peligro y no será consciente de valorarlo correctamente.

adiestramiento online   Por cierto, ¿todavía no conoces Mascotas Urbanas? Deberías echarle un vistazo ya. Es nuestra Academia Canina Online y la estamos liando parda dentro  😉

 

El dueño adiestrador

Es una persona que cuenta con formación adecuada a los objetivos que desea alcanzar y la complicación concreta de su perro.

El riesgo es que piense que esa formación lo es todo y pase de “dueño adiestrador” a “dueño experto”. Por lo general nadie lo sabe todo sobre el perro. Incluso los profesionales seguimos invirtiendo cada año mucho tiempo y dinero en formación para actualizar nuestros procedimientos.

El conflicto puede aparecer cuando la formación de este tipo de dueño no se corresponde con el nivel de complicación concreta de su perro. En ocasiones no se reconocen los problemas reales del perro.

En esos casos, no lo dudes y acude a un profesional que te ayude, antes de aplicar mal los conceptos de los libros que leíste o el seminario al que asististe.

 

El dueño Hipocondríaco

Es un tipo de dueño muy cercano al Hiperprotector, pero, en este caso, está enfocado en los problemas de salud.

No deja libertad a sus perros por riesgo a que les ocurra algo, no sale en invierno por si cogen frío, o nunca va al campo por si se hacen daño al correr.

En general, los perros que viven en situaciones similares pueden comenzar a aburrirse, mostrarse como desganados o, incluso, canalizar todo su exceso de energía hacia la destrucción de cosas en casa.

 

¿Qué tipo de dueño es el mejor?

Bueno, malo, mejor, peor… siempre, siempre son términos relativos. ¿Cuál es el mejor? Pues… depende…

Cada uno de las tipologías de dueño, llevadas al extremo, son negativas. Sin embargo, todas ellas pueden aportar elementos positivos, juiciosos y de importante cuidado para el perro.

Como los buenos cocineros, el ideal sería combinar con maestría todos los ingredientes que nuestro perro en concreto necesita, pues cada perro necesita una combinación particular de todas las tipologías de dueño.

Ahora, ¿ya sabes qué tipo de dueño eres? Y es más… ¿sabes qué tipo de dueño necesita tu perro?

 

Valora este post 


[Total:6    Promedio:4.8/5]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares
Share This