Los Perros no nos entienden

Los Perros nos entienden cuando les hablamos

Es muy común que oigamos esta expresión: “Mi perro me entiende cuando le hablo”. En cuanto le digo; “vamos a la calle”; “vamos a comer”; “siéntate aquí”....

Todo tiene una explicación, si asumimos de una vez que los perros no entienden nuestro idioma pero SÍ son animales que observan y también son animales de costumbres o rutinas.

En nuestra vida cotidiana, cuando la compartimos con una pareja, con los padres, con los hijos... y nos levantamos por la mañana, siempre mantenemos una rutina.

Por ejemplo; nos levantamos, vamos al baño, preparamos el desayuno, nos aseamos, nos vestimos y vamos a llevar a los niños al colegio o nos vamos a trabajar....

Seguramente, siempre mantenemos la misma conversación. “¿Qué tal has dormido?” ; “Tómate todo el desayuno”; “Venga que llegamos tarde”...

Pero más importante aún, es que siempre hacemos los mismos gestos y seguimos una estructura, que os puedo asegurar, que si no mantenemos ninguna conversación, TODOS sabemos lo que tenemos que hacer y los pasos que hay que seguir... porque todo se convierte en “RUTINA”.

Cuando sacamos a nuestro perro a pasear, es muy probable, que lo hagamos entorno a la misma hora, siguiendo unos pasos... “me levanto del sofá”, “me pongo la cazadora”, “pongo la correa al perro”, “cojo las llaves” y durante este proceso, exclamamos “VAMOS A LA CALLE”... Cuando le damos de comer, hacemos siempre lo mismo; “cogemos el cuenco”; “abrimos el saco o el bidón”; “lo llenamos” y exclamamos bien fuerte “VAMOS A COMER”...

Te propongo que pruebes a hacer toda esta rutina, sin hablar absolutamente nada... y verás cómo tu perro, sabe que se va a la calle...

O en lugar de quedarte callado, exclama: “Cómete un pepino”. Tu perro se pondrá igual de contento ¿Por qué? ¿Nos entiende? O por el contrario... ¿sigue una rutina?

Para tu perro, todo se convierte en actos rutinarios. Ten muy presente, que tu perro no habla el castellano, no entiende nuestro idioma.

En cambio, sí que entiende nuestras posturas corporales y entiende nuestras costumbres. 

Los perros obedecen a una orden con distintas palabras. Se tumban a la orden “tumba”, se echan a la palabra “échate”, pero normalmente, siempre las acompañamos de un gesto, y es por ello, que también la obedecen.

Más curioso todavía
Estando en el parque jugando con tu perro, prueba a decirle... “vamos a comer”... verás la cara de asombro que te puede mostrar... una orden, con un gesto en un entorno totalmente distinto al de siempre.

Según un estudio realizado, los perros pueden retener 160 palabras... “Retener” no es lo mismo que entender. Si yo enseño al perro que a la palabra “sienta”, se tiene que sentar, a él le da igual que la orden se la enseñe con la palabra “cajón”. Cometemos un error muy grande y es que los perros nos observan, cosa que nosotros a ellos no.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares
Share This